Historia

FRUITS SECS JM Palau, SA

El año 1912 Manuel Palau Español fundó una pequeña empresa dedicada a comprar avellanas a los campesinos. El negocio no era muy grande, pero después de vender unas tierras adquirió una máquina de romper y empezó a vender la avellana sin cáscara ensacada.

  • 1912
  • 1912

En los años de la guerra civil Manuel Palau tuvo que abandonar El Morell para intentar sobrevivir, las constantes amenazas y atentados contra la empresa y su persona lo obligaron a refugiarse en la ciudad de Barcelona, donde fue asesinado en circunstancias desconocidas, desapareciendo cualquier rastro dºe él hasta el día de hoy.

A pesar del saqueo, el robo de los pocos ahorros que tenían y la pérdida de todas las mercancías con las que ganarse el pan, su mujer continuó adelante. Francisca Llauradó, consiguió salvar el negocio, cuidando de sus cuatro hijos al tiempo que tomaba las riendas de la empresa. Demostró la valentía y la fuerza de una gran persona, rehaciéndose de un golpe durísimo y consiguió dar un futuro a la familia y a la compañía, el futuro que su desaparecido marido siempre había soñado.

En aquellos tiempos trabajaban con su madre los hijos: Manuel Palau Llauradó y Josep Mª Palau Llauradó.

Cuando los hijos de los fundadores fuerom mayores la empresa ya contaba con 3 almacenes: Almería, Reus y El Morell.

Desafortunadamente, el almacén de Reus fue requerido para hacer la actual facultad de medicina, y el almacén almeriense fue cerrado por falta de proximidad a la central.

El 1958 las nuevas corrientes industriales empujaron al abuelo a dar a la empresa la forma jurídica de sociedad anónima, tomando el nombre de J.M. PALAU, S.A.

El año 1985 la empresa se enfrenta a una desavenencia entre hermanos, el negocio pasa por momentos complicados, la falta de conformidad de Josep Mª Palau Llauradó con el trabajo de su hermano hace que se decida a continuar por su lado, teniendo que buscar una nueva cartera de clientes y nuevos proveedores para satisfacer la demanda, pero quedándose con el nombre de J.M.PALAU,SA y su saber hacer.

Poco a poco en Josep Mª Palau Martí empieza a tomar relevo en las decisiones de la empresa, aplicando una política de innovaciones tecnológicas que han llevado la empresa a tener diferentes líneas de producción para frutos secos: la rompedora, el horno industrial para tostar avellanas, la máquina de hacer granito, envasadoras de vacío y una máquina para hacer pasta, son ejemplos.

El luto por la muerte de Josep Mª Palau Llauradó nos privó en 2008 de celebrar los 50 años de la sociedad.

Un comerciante de pies a cabeza, capaz de vender arena del desierto a un nómada, un hombre que siguió siempre su oficio y trabajó hasta muy entrados los 80 años.

La dificultad de expansión en las viejas instalaciones, y los impedimentos logísticos nos crean la necesidad de una nueva factoría. Con una gran inversión por parte de la empresa, conseguimos el objetivo tan preciado a finales del año 2010.

La nueva fábrica cuenta con una superficie de 2700m2, una maquinaría que nos permite ofrecer el mejor servicio con una calidad óptima, y la capacidad de hacernos mirar más allá del horizonte que nuestros antepasados habían soñado, no obstante es gracias a ellos que podemos hacerlo.

En estos momentos tenemos todo una generación dedicada a hacer crecer la empresa con Miquel Palau, Francesc (Francesc) Palau y Jordi Palau .